viernes, 20 de septiembre de 2013

Iron Maiden - Foro Sol

Durante los últimos días todo había sido lluvia, sin embargo, el martes 17 el sol salió por la mañana, y cabía la esperanza de que Tláloc nos diera una tregua para el concierto de Iron Maiden, quienes se presentarían por la noche, pero por la tarde quedó claro que no sería así…afortunados los que llevamos impermeable, porque esos de $10.00 fueron como de adorno, charcos y más charcos, pero ya estábamos preparados para Slayer (no alcanzamos a Ghost). La lluvia arreciaba, pero los acordes de “World painted blood” ya estaba sonando y de ahí para adelante todo sería pura energía sobre el escenario, siguieron “Disciple”, “Mandatory suicide”, “Dead skin mask”, entre otras, y en el fondo un mensaje para el recién fallecido Hanneman, la lluvia no impedía que la furia metalera siguiera, cerrando con las poderosas “Raining blood” y “Angel of death”….pero lo mejor estaba por llegar, apenas los de Slayer terminaron, los gritos de ¡Maiden! ¡Maiden! no se hicieron esperar, y solo fue cuestión de tiempo para que alrededor de las 21:30 las luces se apagaran…

Seven deadly sins
Seven ways to win
Seven holy paths to hell
And your trip begins”

…y sí, el viaje había comenzado con “Moonchild”, siguieron con “Can I play with madness”, para pasar a “The prisoner” y “2 Minutes to Midnight”; la ejecución excelente, porque a pesar de sus años los Maiden parecen no perder las fuerzas…pero un momento cumbre estaba por llegar, cuando las notas de “Afraid to shoot strangers” se hicieron presentes, una de mis favoritas, y tener el privilegio de escucharla en vivo fue sensacional

When it comes to the time
Are we partners in crime?
When it comes to the time
We'll be ready to die

A continuación, dos de las favoritas de siempre“The Trooper” y “The Number of the Beast”, las cuales por momentos de tanto escucharlas llegan a cansar, pero no se puede negar que ya en ambiente no tienen comparación, y el Foro Sol estaba que no cabía de la emoción. La música de Maiden es tan genial que para mi gusto no necesita muchos adornos, pero Eddie saliendo a escena es un toque especial de sus conciertos, y ellos parecen disfrutarlo…siguieron con otra que pensé que no escucharía alguna vez en vivo “Phantom of the Opera” (Fuck Yeah!!!) seguida por “Run to the Hills” y “Wasted Years”.

“So understand
Don't waste your time
Always searching for those wasted years
Face up...make your stand
And realize you're living in the golden years”

Las 50,000 almas en el Foro Sol, lo cual Dickinson presumió, no paraban de cantar y saltar, la lluvia, que se había detenido al inicio de los Maiden, comenzó nuevamente, pero qué importaba, ya no necesitaba el impermeable porque vendría un momento mágico, “Seventh Son of a Seventh Son”, una canción donde la sutileza y la fuerza, y la inigualable voz de Bruce, se unieron para crear una atmósfera bien chingona….pero todavía había más, del mismo disco le siguió “The Clairvoyant”

There's a time to live and a time to die
When it's time to meet the maker
There's a time to live but isn't it strange
That as soon as you're born you're dying

Janick no paraba de bailar y saltar, Nicko y Bruce a todo lo que daban, Steve, Dave y Adrian con la maestría de siempre…ahora era momento de los clásicos, de corear “Fear of the dark” y “Iron Maiden” con la que hicieron una despedida en falso, para regresar con el ya por nosotros conocido discurso de Churchill que anunciaba la tremenda “Aces High”, después “The evil that men do”…nadie quería que esto terminara, pero así son las cosas, no obstante Bruce nos dedicó la última canción por la celebración de nuestra independencia, y ahora sí que valía la pena dar el grito con “Running Free”, la cual aprovechó para presentar a sus compañeros, colocándoles un sombrero cada que los mencionaba…no había a quién aplaudirle más, todos tuvieron un desempeño increíble, porque sorprende la energía y destreza que esta banda sigue teniendo sobre el escenario, lo que aunado a su gran talento los convierte en artistas en toda la expresión de la palabra. Las luces se encendieron, y teniendo como fondo “Always Look on the Bright Side of Life”, solo se podía pensar que la Doncella de Hierro no se ha oxidado, y amén por eso.

Nota: Mi deseo personal era escuchar “Only the good die young”, que con gusto habría cambiado por “Can i play with madness”, pero de todas formas este concierto estuvo de 10.