lunes, 16 de julio de 2007

Después del funeral…


Artísta: The Arcade Fire
Álbum: Neon Bible
Comprar aquí.

A The Arcade Fire le ha ido bien. Su primer álbum (Funeral, 2004) fue bien recibido por la crítica y el público, e incluso causo un fanatismo eufórico en ciertas celebridades como David Bowie y el monito de Coldplay.

Y no es para menos, la banda canadiense ha demostrado que tiene calidad, y que esto se vea reflejado en éxito y prestigio es digno de celebrarse en estos días donde las masas consumen y desechan música como si de fastfood se tratase.

Pues bien, con un debut tan exitoso y debido a la euforia causada por su afortunado debut, la banda tenia mucho peso sobre sus hombros para realizar su segundo álbum. Sabiendo que no podian darse el lujo de repetir el pasado, compraron una iglesia abandonada y la convirtieron en estudio, para posteriormente grabar un disco que vaga entre lo espiritual y lo blasfemo: Neon Bible.

El album comienza bien, con una “Black Mirror” discreta pero efectiva y una un poco mas animada “Keep the Car Running”. La primera sorpresa llega con la canción que le da nombre al álbum, una pieza casi susurrada pegajosa y breve. “Intervention” evoca al sitio donde fue grabado todo, con un eclesiástico órgano y coros celestiales. “Black Waves/Bad Vibrations” comienza como una pieza juguetona que levanta el ritmo del disco, pero al final cambia de ritmo y estructura de manera dramática, un gran recurso. Ocean of Noise es probablemente la mejor pieza del álbum: triste, melancólica, con un poco de The Cure, y un esperanzador final con arreglo de cuerdas y vientos. The Well And The Lighthouse, otra vez se acelera el ritmo. Podría ser un buen sencillo. “(Antichrist Television Blues)”, las guitarras acústicas cobran protagonismo. Otra gran melodía es Windowsill, que comienza con una guitarra acústica, mientras los demás elementos se van integrando poco a poco para un final épico (parece que a estos muchachos se les facilita esto). No Cars Go, una vieja conocida, pero con nuevos arreglos que la llenan de pomposidad. Y el disco cierra maravillosamente con “My Body Is a Cage”, con arreglos como de western de Ennio Morricone.

En fin, The Arcade Fire es una banda única, capaz de crear atmósferas depresivas y melancólicas sin caer en dramas de magdalena, o en esas porquerías emo. Y con Neon Bible demuestran que tienen todo para ser grandes. Ciertamente, la euforia por el álbum a descendido desde que se puso a la venta hasta hoy, sin embargo, eso no le quita calidad. No hay que perderles la pista a estos muchachos, ya que su siguiente disco podría ser todo un clásico. Por lo mientras, este es un buen augurio.

Calificación: 9 de 10

11 comentarios:

BETO the faithless dijo...

Gran disco, inreíblemente emotivo, llegador desde el principio.

Gran reseña, en lo único que puedo diferir contigo es en la mejor canción, me parece que Black Wave/Bad Vibrations es la mejor, peo bueno eso es una cuestión de gustos.

Está bien este blog, no lo borres.

El Taquero Narcosatánico dijo...

Nel, ni madres, Ocean of Noise es la mejor y te callas!

Jajajaja.

RocketD dijo...

Yo le voy a "Keep the car running", no sè porque me recuerda a The Clash, me suena muy ochentera y me reconforta... èste si... despuès seguirìa "Ocean of noise".

El Taquero Narcosatánico dijo...

Cierto! The Clash! Tienes razón, si le da un aire.

RocketD dijo...

No borres el blog Memo, està chido.

Queen dijo...

si me gusto no lo borres

Anonimo gatuno dijo...

Hueeeeeeeeeeeeevvvvvvvvvvvvoooooooooooooooosssssssssssssssssssssss
Memo

El Taquero Narcosatánico dijo...

Huevos anonimo gatuno.

Eres un amor.

tazy dijo...

tus blogs se parecen al mío...


mmmmmmmmmm,


cáaaaaaaaaaaaaaaaaaaamara!

El Taquero Narcosatánico dijo...

A siiiiiiii?

Yo no soy historiador, eh?

El Ganso dijo...

Uta, ese disco es la neta. Llevo semanas escuchándolo. La reseña también rifa. Bien por el blog de reseñas.