viernes, 13 de julio de 2007

El rock en México

El rock nacional…
Pobre rock nacional.
A finales de los 60 y principios de los 70, en México se estaba gestando un movimiento de rock nacional autentico, chido, con personalidad. Ya había pasado la época de los covers a Elvis Presley, Little Richard y demás, por parte de los Teen Tops.

Ahora venia la camada de rock nacional propio. Grupos como La Revolución de Emiliano Zapata, Los Dug Dugs, Peace and Love, e incluso los Tree Souls in my Mind (con un joven Alex Lora), demostraban calidad y estilo que le hubiera dado un nombre al rock hecho en México.

Sí, hubiera.

En 1971, el festival Avandaro (“el Woodstock mexicano”), escandalizó al gobierno de esa época debido al “desenfreno” de los asistentes y a la rebeldía de las bandas (algunas levantaron consignas en contra del gobierno… y el festival se estaba transmitiendo por radio).
El rock en México fue satanizado. Los espacios se cerraron, y los medios se encargaron de emparentar al rock con drogadicción y delincuencia. Adiós al rock por más de una década.

No fue hasta mediados de los 80 cuando se dio el movimiento de “rock en tu idioma”. Aparecieron bandas como Caimanes, Bon y Los Enemigos del Silencio, y bandas sudamericanas como Soda Stereo que marcaban el regreso del rock a México. Sin embargo, aunque algunas bandas eran buenas, se notaba el rezago que ocasionó la “prohibición del rock”. Ya no era el nivel de finales de los 60, las bandas se volvieron más plásticas, y la gente comenzó a aceptarlas como se aceptan las modas.

Todo esto trajo consigo el letargo que vivimos actualmente en cuanto a rock mexicano. Muchas suenan a copias de la copia de la copia, no hay diferencia entre un Panda y un Alison, los Vives Latinos están plagados de bandas que parecen amateurs.

En lo que se parecen estos nuevos conjuntos a los de los 70 es en algo que yo nunca voy a entender: el cantar en ingles. La mayoría de las bandas que tocaba en Avandaro no cantaban en español, y su ingles muchas veces era deficiente. Ahora hay muchos grupos que cantan en el idioma de Shakespeare, muchas veces sin hablarlo, justificándose diciendo “es que se me facilita más que el español”. ¿Como va a ser más fácil? Si no son chicanos, o no viven en un contexto que los orille a hablar los dos idiomas, por supuesto que va a ser mas fácil hablar su lengua materna, ¿o no? Otros dicen que cantan en ingles por aquello de la internacionalización… ¿creen que a alguien en Estados Unidos o en Inglaterra le interesa escuchar a algún grupito mexicano pronunciando mal su idioma y copiando a sus grupos locales? ¿Por qué creen que grupos como café tacaba son los que triunfan en lugares de habla anglosajona? POR SU CALIDAD.

En fin, ya me puse loco. Pero es que no he dejado de pensar en que es lo que habría sucedido si el rock en México no hubiera sido satanizado. Si se hubiera dejado seguir su evolución normal quizás tendríamos música de calidad.