martes, 4 de diciembre de 2012

Amour


Amor
¿Es tan difícil encontrar el amor? Nuestra causa en este mundo pareciera y tal vez debería ser eso: buscar y encontrar el amor, ya que todo lo demás parece cruel, superficial, parece vacío. El rencor, la burla, el odio, las mentiras están todo el tiempo junto a nosotros y parece que la naturaleza de muchos es el avivar esos arrebatos en el fondo a lo mejor esto signifique la frustración de no encontrarlo, de sentirnos solos, de no tener el cariño de quien deberíamos, se va generando la tristeza que se transforma en enfado, en ira que suele explotar y herir a la gente que representa amor, a la gente que la felicidad la ve en los ojos del otro, la felicidad que muchos ignoran y solo interpretan como amenazas; muchos ojos solo  ven miedo, ven terror. El amor no es el trabajo, no está pintado de verde, no es la juventud, no es una moneda de cambio, no es poder manipular a los demás, no existe como compasión, es una experiencia,  el amor está en la mirada,  las risas y la boca de los demás, en su manera estar aquí, vive en un abrazo sincero, palpita en una mano envejecida, sueña en un cuento, come junto a nosotros. No hay que hacer enredos y trampas para encontrarlo, no es tan difícil, es a través de los demás que nos encontramos y amamos. La culminación del andar es la muerte en un solo acto pero toda esta búsqueda se traduce en una triste pero bella experiencia que bien vale la pena, todo lo demás es una estúpida banalidad.
 
La forma tan sencilla, elegante de contar una historia hace de esta película una de las mejores del año (que gano el premio de la palma de oro como mejor película en la última edición del Festival de Cannes), no necesita de clichés, de diálogos empalagosos y de actuaciones que exageren el dramatismo de la vida propia, el cine hecho por este gran director es de lo mejor y demuestra que es bueno mantenerse alejado del renovado “romantisimo-drama-cómico-sobreactuado” del cine de Hollywood.
Amour
2012 Francia
Director: Michael Haneke