miércoles, 19 de diciembre de 2012

El Hobbit: Un viaje inesperado.


Los momentos, las experiencias son las que marcan la vida de una persona ya sean buenas o malas, las cosas simplemente pasan y nos van dejando una cicatriz, una marca, pero para marcarnos hay que herirnos, hay que salir, cambiar el recuadro, movernos con el sol, hay que salir, salir de nosotros mismos, descubrirnos, romper el cascaron, vernos a los ojos a través de otros para saber dónde, cómo y quiénes somos, tal vez esa sea la fuerza invisible que mueve al pequeño hobbit, el pequeño “ladrón” que vive circunstancias que jamás se imaginó, vive un viaje inesperado.
Pero una experiencia es muy difícil de repetir porque aunque lo hagamos de la misma forma ya no tiene el sabor de ser la primera vez, ya nunca será lo mismo y esto es lo que me desconcierta de la adaptación de la película El Hobbit.

La película “per se” es un viaje inesperado, un viaje lleno de incertidumbres, desde su concepción,  pasando por la ya difícil adaptación de un libro a película (aunque hay más películas basadas en libros de la que nos imaginamos, algunos bien logrados otros, bueno lo intentaron), la realización, hasta la expectativa de ver  el material final (increíblemente divido en tres).
Aunque la película no cambia en si el  fundamento del libro y, entendiendo que una adaptación de un libro a película siempre es complicado, la película se siente y se ve forzada a repetirse, se perciben las discusiones en la sala de juntas de los productores donde insisten en sacar el máximo provecho (dinero) de esta nueva adaptación de una novela de Tolkien porque yo no veo la necesidad de repetir escenas, circunstancias, tramas y hasta las mismas tomas de El Señor de los Anillos, se ve obligada la necesidad de incrustar historias inexistentes en el libro,  el libro de El Hobbit por si solito es muy bueno no necesitaba de repetir lo ya hecho por El señor r de los anillos.

¿Por qué? ¿Por qué repetir la misma experiencia sabiendo que ya nunca será lo mismo?

La verdad me hubiera encantado ver lo que Guillermo del Toro habría hecho con esta película, porque estoy seguro de que el resultado final sería muy diferente a lo que vi este fin de semana, para mí lo hecho por Peter Jackson termina en una decepción más del viejo Hollywood.
El Hobbit: Un viaje inesperado
(2012) EUA
Director: Peter Jackson